Actualmente la educación debe brindar una formación integral a los jóvenes que les permita desarrollar las competencias del siglo 21, especialmente las de trabajo en equipo y adaptación al cambio. A muchos estudiantes que están hoy día en las aulas de nuestros centros educativos van a enfrentarse a oportunidades laborales que hoy actualmente no existen. Debido a las innovaciones científicas y tecnológicas el mercado laboral está en evolución permanente. Muchas de las carreras del futuro tienen que ver con la robótica, la inteligencia artificial y la tecnología digital. ¿Estamos preparados en el sector educativo para formar a los jóvenes?

Entre las competencias básicas para la vida se encuentran las de comunicación, incluyendo la comprensión lectora y la de escribir. Los jóvenes deben poder redactar informes, propuestas y documentos que se requieren en sus respectivos trabajos. En toda la secundaria hay aún tremendos desafíos por mejorar las competencias del área de comunicación, de allí que contar con bibliotecas escolares es positivo y continuar con estrategias de lectura en el aula contribuirá a elevar el nivel de nuestros estudiantes del nivel medio.

Otra competencia importante es la de pensamiento lógico o matemática, la cual se desarrolla de mejor forma en la primaria, ya que 4 de cada diez estudiantes logra el nivel esperado en sexto grado, mientras solo 1 de cada diez lo alcanza al concluir el diversificado. De allí que tener acceso a la tecnología puede permitir acceder a materiales como los videos de Khan Academy, para reforzar el área científica en general y matemática en específico.

El plan Nación Digital busca llevar tecnología a los centros educativos. Es necesario desarrollar un plan de inclusión tecnológica que sea ambicioso y con visión de largo plazo. Como se ha venido señalando, tenemos enfrente la gran oportunidad de aprovechar la licitación de la Banda 4G para incluir un plan de desarrollo tecnológico nacional y regional que permita contar con conectividad y equipamiento en los centros educativos del país. El reto es lograr que los 33 mil centros educativos de primaria y nivel medio puedan contar con soluciones que permitan mejorar los aprendizajes y competencias de los estudiantes. No debemos desaprovechar esta gran ventana de oportunidad que otros países como Perú, Chile o Colombia ya han aprovechado.

No se trata solamente de llevar equipo a las puertas de cada escuela sino de incorporar contenido, capacitación a los docentes y acompañamiento para que se aproveche esa tecnología para mejorar de manera efectiva el aprendizaje de los estudiantes, especialmente en matemática, lectura, emprendimiento e idiomas. Además, la tecnología les permite tener herramientas para ser ciudadanos globales, a través de aprender otros idiomas y conocer las culturas. Podemos realizar proyectos laborales para otras latitudes sin problema, siempre que se tenga conectividad y equipo tecnológico.

El marco de referencia de UNESCO de Educación para la Ciudadanía Global, alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible orienta para que los jóvenes puedan alcanzar competencias para entender otras culturas, compartir con ellas y busca apoyar la inserción laboral de la juventud guatemalteca a través de una educación de calidad (ODS #4). Actualmente se habla de reformar el currículo del ciclo básico del nivel medio; lo importante sería que la visión sea formar de mejor forma a los jóvenes, con el propósito de acortar la brecha con otros sistemas educativos más avanzados. No es reformar por simplificar, sino por formarlos mejor para la vida y el mundo laboral.

Visítanos en nuestras cuentas de: