Solicitud de información, entrevistas y confirmaciones a eventos

Fabiola Rodríguez
fabi@cien.org.gt
Tel: (502) 2331-1564

¿Cómo fortalecer la coordinación interinstitucional de la investigación criminal?

MARCA SOLUCIONES blanco

Guatemala 15 de febrero de 2017. Hoy, el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales –CIEN- presentó una estrategia de fortalecimiento de la investigación criminal. CIEN considera que el sistema de seguridad y justicia debe ser visto como un flujo y que la investigación criminal es una parte de este sistema. En un estudio realizado por el CIEN en el año 2016 se encontró que la eficiencia del sistema de seguridad y justicia en 2015 fue del 13%, y la eficiencia en la investigación en la Policía Nacional Civil -PNC-, 28%. El estudio se hizo con el fin de mejorar estos indicadores e incidir en última instancia en la reducción de los índices de criminalidad.

El análisis encontró que la coordinación interinstitucional de la investigación criminal presenta varios desafíos en materia de persecución penal. El Ministerio Público –MP- ha identificado que es necesario reforzar la presentación de la prueba, misma que surge de la investigación policial que es coordinada por el MP. La PNC es el soporte que da inicio a las pesquisas de la investigación, por lo que los resultados que proporcione serán cruciales para el trabajo exitoso del proceso penal.

“Existen tres procesos fundamentales en la investigación los cuales son determinantes para el éxito del trabajo del MP: 1) la comunicación interinstitucional, 2) el análisis y determinación de las acciones en la investigación y 3) la presentación de los resultados de la investigación”, explicó Francisco Jiménez, consultor a cargo del estudio. Si alguno de estos procesos es deficiente, la persecución penal se verá afectada. Un resultado de la investigación policial escaso, mal planteado o con carencias en la descripción de la evidencia, llevaría a una pérdida de tiempo y un retorno a las verificaciones necesarias para cotejar las dudas de información que puedan presentarse.

En el estudio se identificó que el traslado de los resultados de la investigación está limitado por las capacidades de investigación no optimizadas, debido a una alto número de casos por investigador, alta rotación de investigadores, ausencia de un formato estandarizado de reportes de investigación, entre otros.

Para mejorar la coordinación interinstitucional de la investigación criminal, CIEN recomienda:

1. Elaborar un formato estándar para presentación de informes de los resultados de la investigación en cada uno de los tipos de delito de extorsión y exacción.

2. Formular protocolos de investigación criminal en cada uno de los tipos de delito de extorsión y exacción.

3. Redactar un reglamento específico para la investigación criminal en la PNC.

4. Diseñar un programa de formación de capacidades que permita una implementación exitosa del formato estándar y la aplicación de los protocolos en materia de investigación criminal de los delitos de extorsión y exacción.

Para más información comunicarse con Fabiola Rodríguez al 2331-1564.

¿Cómo lograr mayor incidencia en la Prevención de la Violencia y el Delito?

MARCA SOLUCIONES blanco

Guatemala 6 de diciembre de 2016. El Centro de Investigaciones Económicas Nacionales –CIEN- presentó un estudio en el que hizo recomendaciones sobre intervenciones necesarias para lograr prevenir la violencia y el delito.

Se indicó que Guatemala aún se encuentra entre los cinco países de mayor violencia homicida de Latinoamérica, se estima que el 2016 cierre en 27 por cada 100 mil habitantes. El país también posee una alta tasa de delitos contra el patrimonio, la cual en 2015 fue de 97. Además, delitos contra el patrimonio tales como extorsiones, robo de motocicletas y vehículos mantienen altas tasas, lo cual impacta en la percepción de inseguridad en el país.

Los delitos se focalizan en algunos departamentos y municipios del país. “La mitad de todos los homicidios se cometen en 20 de los 340 municipios, y el 77% de las denuncias por extorsión se concentran en cinco departamentos”, señaló Walter Menchú investigador del CIEN. Asimismo, se indicó que la violencia homicida afecta principalmente a jóvenes. “Hay muchos factores de riesgo para que los jóvenes se involucren en actividades delictivas y en la violencia, los cuales se pueden resumir en una falta de opor-tunidades para los jóvenes los cuales dificultan su transición hacia la vida adulta”, comentó Menchú.

Al analizar el actual funcionamiento del Viceministerio y de la UPCV se identificaron tres desafíos principales: a) generar lineamientos estratégicos, b) implementar sistemas de monitoreo y evaluación de proyectos y personas, y c) diseñar una estructura organizacional acorde a los proyectos priorizados.

“Es importante que las intervenciones para la prevención de la violencia y el delito contribuyan ya sea directa o indirectamente a las metas estratégicas del Ministerio de Gobernación en cuanto a reducir las tasas de delitos contra el patrimonio y la tasa de homicidios”, comentó María del Carmen Aceña, investigadora asociada del CIEN.

CIEN recomienda que para lograr mayor incidencia en prevención de la violencia y el delito se debe:

1. Elaborar un plan estratégico con base en las políticas de seguridad ciudadana del gobierno y el Plan de Seguridad y las metas estratégicas del MINGOB. Es necesario establecer metas a partir de una línea base con datos de denuncias de delitos complementado con una encuesta de victimización.

2. Focalizar las intervenciones en la prevención secundaria y atender a personas en riesgo de ser víctimas y victimarios de la violencia, especialmente a jóvenes. Geográficamente debería focalizarse en los 30 municipios de mayor incidencia criminal, priorizados por el MINGOB.

3. Crear un sistema de monitoreo y evaluación de los proyectos implementados tanto a nivel central por la Unidad como a nivel de los municipios/comunidades priorizadas.

4. Establecer un sistema de evaluación del desempeño del personal. Diseñar un sistema eficiente de coordinación de los delegados de la UPCV con las gobernaciones y a nivel comunitario.

5. Utilizar las mejores prácticas a nivel mundial para fortalecer los programas de prevención de la violencia, las cuales recomiendan que las intervenciones deben ser integrales pero estar focalizadas en los territorios más afectados, interviniendo principalmente a nivel individual.

Para más información comunicarse con Fabiola Rodríguez al 2331-1564.

Educación para la vida y formación para el empleo

Guatemala, 30 de noviembre de 2016. Hoy, el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales –CIEN- presentó el análisis y una propuesta para mejorar la cobertura y la calidad de la educación a la cual acceden los jóvenes en el ciclo diversificado en el nivel medio. El propósito es brindar insumos a las autoridades del MINEDUC para desarrollar acciones que respondan a la necesidad urgente que tiene la juventud de recibir educación de calidad y formación para el trabajo que brinde oportunidades reales para la inserción laboral.

“Hay un problema de cobertura: solamente el 24% de los jóvenes en edad de estudiar el diversificado acceden a esta formación. A ello se suma un problema de calidad. La educación en el ciclo diversificado carece de una estrategia de fortalecimiento y modernización que permita a los jóvenes alcanzar las competencias, destrezas y conocimientos que requieren para ser exitosos en la vida y el mundo laboral. En las evaluaciones nacionales que se realizan a los graduandos solamente 26 de cada 100 tiene el nivel esperado en lectura y únicamente 9 de cada 100 jóvenes graduandos tiene el nivel esperado en matemática”, comentó Gabriela Ríos, investigadora del CIEN.

Los resultados de las pruebas nacionales reflejan vacíos en el aprendizaje y logro de competencias por parte de los jóvenes en ciclo diversificado; adicionalmente se observa la incapacidad del nivel medio para formar a los jóvenes conforme a los requerimientos del mundo globalizado, ya que los alumnos no están adquiriendo las destrezas y competencias que les permitan desenvolverse con éxito en la vida, ingresar a la universidad o adquirir un empleo digno. Entre estas competencias se encuentran los conocimientos básicos de matemática, comunicación y lenguaje, la capacidad de aprender por sí mismo, la iniciativa personal, el liderazgo, la capacidad de trabajar en equipo y flexibilidad para adaptarse a cambios, así como el dominio de la tecnología, destrezas para el emprendimiento y los idiomas extranjeros, principalmente el inglés.

Según la ENCOVI del año 2011 solamente 4.6% de los jóvenes entre 15 y 29 años de edad recibieron capacitación para el trabajo y la mayoría (39%) lo hizo en las instituciones en donde laboran, un 16% lo hizo en empresas privadas y otro 16% en INTECAP. Existe una demanda real para la formación para el trabajo directamente relacionada con el ámbito laboral, que no se está cubriendo.

Respecto a la relación con el sector privado: “el MINEDUC actualmente forma parte de una mesa interinstitucional en la que participan también el Ministerio de Economía y el Ministerio de Trabajo. Esta instancia trabaja en el desarrollo de políticas que buscan alinear las necesidades del sector productivo y las competencias laborales requeridas, con la oferta académica y los pensa de estudios para el ciclo diversificado” indicó Gabriela Ríos. El MINEDUC tiene autorizado y codificadas alrededor de 239 carreras, de las cuales 75 son carreras técnicas propiamente dichas (31.64%).

Verónica Spross, investigadora de CIEN, propuso que se implemente una estrategia de ampliación de cobertura en el ciclo diversificado y una mejora en la calidad de la formación técnica basada en un esquema de becas en instituciones educativas que brindan un buen nivel de educación y formación para el trabajo por medio de alguna especialización. Paralelamente será importante continuar con la estrategia de transformación del nivel medio, que incluya carreras relevantes, formación en servicio y actualización de los docentes, acompañamiento pedagógico, desarrollo de las competencias blandas por parte de los alumnos e introducción de modalidades flexibles basadas en modelos mixtos, donde la tecnología apoye los aprendizajes y competencias.

Para más información comunicarse con Fabiola Rodríguez al 2331-1564.

¿Qué estrategia implementar para ampliar la cobertura de primaria?

MARCA SOLUCIONES blanco

Guatemala 10 de noviembre de 2016. Hoy, el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales –CIEN- presentó a las autoridades del Ministerio de Educación –MINEDUC- una propuesta de estrategia para incrementar la cobertura de primaria. El propósito es brindar un insumo al MINEDUC para que pueda ejecutar acciones que permita acercarse a la cobertura universal neta de primaria.

“La ausencia de un reciente censo de población dificulta la capacidad de elaborar estrategias por parte del MINEDUC debido a que dificulta conocer la demanda real por educación. Ante ello, la clave está en utilizar otras fuentes de información para poder diagnosticar mejor el problema y elaborar una estrategia acorde”, explicó Bismarck Pineda, investigador del CIEN.

Según las estadísticas del MINEDUC la cobertura educativa del nivel primario alcanzó su máximo nivel en el año 2009 y a partir de ello ha disminuido hasta llegar en el año 2015 al mismo nivel que se observaba quince años atrás. Esa caída genera preocupación en las autoridades ministeriales que deben dar respuesta a ese problema. Comprender esa disminución no es una tarea sencilla debido incluso a que en 2015 habían más establecimientos educativos y más maestros que en 2009, por lo que pareciera que la causa del problema no es por lado de la oferta. Es posible que la caída en el indicador se deba en parte a que las proyecciones de población pueden estar subestimadas por caídas en los patrones de crecimiento demográfico. De ser así, el uso de las proyecciones no sería lo ideal para elaborar estrategias de ampliación de cobertura. “Ante la ausencia de información censal reciente, las encuestas de hogares proveen información relevante para la macro planificación ”, comentó Pineda.

El instrumento para elaborar esta estrategia fue la Encuesta Nacional de Condiciones de Vida –ENCOVI 2014. A partir de esa información se estimaron las razones principales de no inscripción escolar de la niñez entre 7 a 12 años. Efectivamente, solo 6% de ellos mencionó la ausencia de un centro escolar o de cupo como causa principal. Eso significa que en teoría, el 94% puede ser atraído a la escuela implementando estrategias relacionadas con: entrega de ayudas económicas (becas o transferencias condicionadas) y estrategias de comunicación sobre la importancia de la educación y de llevar a la niñez a la escuela a una edad temprana. Todo lo anterior debe de ir acompañado de procesos de micro-planificación que permitan identificar de forma más certera la ubicación de los niños fuera de la escuela. Se estima que una meta posible para los próximos 3 años es incrementar la cobertura en 83,587 nuevos estudiantes entre 7 y 12 años lo que requeriría de una inversión adicional anual de aproximadamente Q180.5 millones.

CIEN propone que se implemente una estrategia de ampliación de cobertura de primaria basada en:

1. Focalización territorial.

2. Elaborar estrategias que involucren la participación de múltiples actores.

3. Potencializar la capacidad de la micro- planificación del MINEDUC.

4. Proveer de educación extraescolar a los jóvenes mayores de 12 años sin primaria completa.

5. Integralidad de la estrategia: no se debe de ver sus componentes de forma aislada.

Para más información comunicarse con Fabiola Rodríguez al 2331-1564.

¿Cómo lograremos tener mejor un Presupuesto del Estado?

MARCA SOLUCIONES blanco

Guatemala 8 de noviembre de 2016. Hoy, el Centro de Investigaciones Económicas Nacionales –CIEN- presentó un análisis sobre el proyecto de Presupuesto General de Ingresos y Egresos del Estado para el ejercicio fiscal de 2017 y dio recomendaciones sobre qué hacer respecto al mismo, buscando trascender la coyuntura asociada al próximo ciclo presupuestario y presentando recomendaciones sobre aspectos estructurales para futuros presupuestos.

El análisis muestra que a partir del 2009 los ingresos sufrieron una caída y en años posteriores no se lograron recuperar. Además los gastos corrientes aumentaron más que los ingresos corrientes, lo cual impactó en el déficit fiscal. Por el lado de los ingresos, se ha dado una práctica de incluir algunos “bolsones” de ingresos tributarios que en el presupuesto de 2017 alcanzan la cifra de Q3,200 millones. “Esta práctica hace menos transparente la estimación del presupuesto de impuestos con destino específico. Además, en los últimos años se ha sobreestimado los ingresos tributarios. Al final se termina recaudando menos de lo que se esperaba”, explicó Jorge Lavarreda, investigador asociado del CIEN.

La estructura de los gastos ha cambiado. La inversión pública pasó del 33% del presupuesto en 2006 al 17% en 2015. En el mismo periodo, el gasto de funcionamiento pasó del 50.6% al 66.6%. Existe un alto grado de rigidez de los ingresos corrientes, en el 2011 estaban comprometidos el 80% y en 2015 el 89%.

El presupuesto 2017 prioriza el gasto en educación, pago de deuda y seguridad ciudadana. Como en otros años, más de la mitad se concentra en la región metropolitana y el gasto per cápita por departamento varía entre Q7,580 en Guatemala y Q1,260 en Totonicapán. Aún existen desafíos en la calidad del gasto público. Por ejemplo, el presupuesto asignado a desnutrición crónica no está distribuido según la prevalencia de la misma a nivel departamental. “Estudios internacionales muestran que en Guatemala existe una baja eficiencia operativa del gasto público y con el mismo presupuesto, la provisión de servicios de salud y educación podría mejorar”, comentó Lavarreda.

CIEN propone que para tener un mejor presupuesto del Estado se debe:

1. Garantizar que las cifras aprobadas cuenten con fundamento técnico. Establecer techo presupues-tario con un déficit fiscal cercano al 1.5% del PIB y eliminar los “bolsones” en ingresos tributarios.

2. Mejorar la transparencia, rendición de cuentas y la calidad del presupuesto. Explicitar la situación de las deudas con proveedores. Mejorar la rendición de cuentas en la prestación de servicios públicos. Eliminar gastos innecesarios e identificar recursos de contraparte asociados a préstamos.

3. Introducir prácticas que permitan avanzar hacia un presupuesto técnicamente sólido. Endeudamiento solo para financiar desequilibrios transitorios, no gasto corriente. Eliminar gradualmente las asignaciones presupuestarias con destino específico.

4. Avanzar hacia marcos de presupuestación de mediano plazo que incluyan flexibilidad.

5. Identificar, promover y contratar funcionarios y empleados públicos que cumplan con requisitos de mérito y competencias. Actualizar la Ley del Servicio Civil y fortalecer la ONSEC.

Para más información comunicarse con Fabiola Rodríguez al 2331-1564.

Visítanos en nuestras cuentas de: